Como actuar

Marie / 30 octubre, 2017

Hay personas que no sabe cómo actuar en una situación peligrosa, de mucho estrés o que afecte a la integridad física, la verdad es que es muy fácil explicar algo cuando no te está ocurriendo, es muy sencillo decir que hay que actuar así, hay que hacerlo de esta manera, o hay que acudir aquí, pero en un momento de pánico, un momento de estrés elevado al cuadrado, cuando no recuerdas ni tu apellido es muy complicado seguir esas instrucciones.

Si vas por la carretera y sufres una avería, es muy fácil saber que debes de evitar el peligro, quitarte de donde puedas causar molestia o correr un nuevo peligro, hacer balance de daños y señalizar todo lo posible para evitar posibles accidentes. Tras todo esto llamar a la grúa o al servicio de emergencias si es preciso y la retirada del vehículo a tudesguace. Esto está muy bien en la teoría pero ¿y en la práctica? Pues seguro que no, todo será un caos, no sabrás donde ponerte, como actuar o que hacer a continuación, es difícil saber si estás haciendo lo correcto en ese momento pero es que en un momento de tensión absoluta nadie sabemos cómo vamos a reaccionar.

A todos nos ha pasado que estamos viendo una película y pasa algo trascendental para la protagonista, algo que se escapa al entendimiento y todos solemos decir lo mismo ¡pues yo hubiera corrido para el otro lado! ¡Yo no habría bajado! ¿Pero porque hace eso! Estas preguntas nos las hacemos cuando vemos que la persona no hace lo que se supone correcto en un momento de gran confusión, pero ponte en su lugar, piensa que eres tú la que está viviendo ese momento, ¿sabes hacia donde irías? ¿Cómo lo harías? ¿Cómo actuarias? Pues eso, es complicado saber cómo actuar ante una situación de emergencias, es muy complicado guardar la compostura en un momento crítico en un momento en el que a lo mejor está en peligro tu vida, o lo ha estado y toca asimilar la situación pero no se sabe por donde cogerla. Mente fría señores, mente fría, con tranquilidad y con calma llegaremos a una solución más prudente y con mejor resultado con toda seguridad, sin perder los nervios podremos pensar las cosas mejor y hacerlo de la manera correcta para que los daños sean los mínimos, consejos vendo que para mí no tengo.